miércoles, 27 de agosto de 2014

LADRÓN DE RECUERDOS

Tiempo de soledad
PINTOR: Diego Fortunato
TÉCNICA: Acrílico sobre tela 150 x 100  cm. 
  SERIE: MUJERES DE PIEL DE SOMBRA
AÑO: 1989
COLECCIÓN PRIVADA


LADRÓN DE RECUERDOS

Busco sobre
las estepas del gris,
en las redondeces
de la memoria,
sobre las sombras
de las horas idas
y encuentro
el vacío de la nada
que me sonríe
como niña sorprendida.

Giro los ojos del pasado
hacia las profundidades
y un oscuro camino
que por instantes se ilumina,
indica el paso,
corto y escarpado,
hacia el ayer.

No hay rosas ni violetas
menos cosas benditas.
Ramas de terciopelo
o faroles de agua dulce.
Tampoco polvo,
lluvia o tormentas…
Pero es la vía.

Llego al final del sendero
agotado, pero sereno.
En el rincón más oscuro
encuentro un cofre,
que en una época fue reluciente,
con su boca abierta,
como pidiendo clemencia.
A pasos lentos me acerco.
No hizo falta más,
 sólo dos pisadas.
Todo olía a estiércol.
Un caballero andante,
quizás un gitano,
un pirata o un fantasma
montado en un corcel
vestido de rabia
se había robado mis recuerdos,
mi historia,
la que creía no valía nada.
Ahora sólo soy el presente.
No hay pasado,
sólo un futuro incierto
que algún día
pertenecerá a los recuerdos.

El poema Ladrón de recuerdos forma parte del poemario ACORDES DE VIDA.

Libros de Diego Fortunato en papel y en formato digital (Novelas poemarios, ensayos y teatro) los puedes conseguir en 



jueves, 21 de agosto de 2014

SI FUESE UN INSTANTE


Procesión
PINTOR: Diego Fortunato
TÉCNICA: Acrílico sobre tela
MEDIDAS: 60 x 50 cm.
AÑO: 1983




SI FUESE UN INSTANTE

Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
dibujaría un mundo mejor,
lleno de alegría y paz.
Hermosas y risueñas
golondrinas vestidas
de amor esparcirían
por el sendero del infinito
un himno inmaculado
con olor a jazmín.
Sentado en el borde
del tiempo escucharía
como niño embelesado su canto
de quietud y hermandad.

Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
cincelaría en el espacio infinito
una estatua de bondad eterna
sobre pétalos de rosa
y perfumados océanos de miel.

Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
cabalgaría sobre corceles
de vida para derrotar
al hambre voraz
que como peste maldita
mutila y silencia la vida.

Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
con lágrimas de júbilo
besaría al prójimo mío
y bendito por ser parte
y sueño de la vida mía.

Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
rogaría a los cielos
por la armonía y la amistad
de todos los seres
del universo inmortal.

Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
tejería sueños de libertad
sobre montes y praderas,
lagos, mares y ríos
para que en la tierra toda
germinen profundos
sueños de fraternidad.

Si fuese un instante,
si ese instante fuese ya,
abrazaría a toda la humanidad
y con susurro de querubines
le cantaría al oído
“¡Te amo por existir,
tanto como Dios
nos ama a todos por vivir!




La poesía anterior aparece en el poemario HOJAS DE ABRIL.

Libros de Diego Fortunato en:http://www.autoreseditores.com/busqueda.html?q=Diego+Fortunato&s= 
http://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss_1?url=search-alias%3Dstripbooks&field-keywords=diego%20fortunato&sprefix=diego%2Cstripbooks&rh=i%3Astripbooks%2Ck%3Adiego%20fortunato 
www.bubok.es/buscar/diego-fortunato 
www.smashwords.com/books/search?query=diego+fortunato 
https://kindle.amazon.com/search/books?keywords=diego+fortunato&start=1


lunes, 14 de julio de 2014

ATRAPEN AL SUEÑO

Facsímil de la entrevista realizada al escritor Diego Fortunato con motivo del lanzamiento mundial de Atrapen al sueño, su nueva novela. Fue publicada en la revista FASCINACIÓN del Bloque de Armas, importante grupo editorial de Caracas (Venezuela), el 13 de julio de 2014.









La novela ATRAPEN AL SUEÑO y otros de mis libros los podrán conseguir por los siguientes link directos


martes, 24 de junio de 2014

LA LUZ OCULTA


La intimidad
AUTOR: Diego Fortunato
TÉCNICA: Acrílico sobre tela.
TAMAÑO: 100 x 150 cm.
AÑO: 1985
SERIE: Mujeres de piel de sombra
COLECCIÓN: Famila Kors.

LA LUZ OCULTA

Donde hay amor
no hay espinas, ni calvario,
sino un bendito atajo
que lleva al cielo.

Nunca dejes que la flama
que enciende el lucero,
apague su lumbre
aunque extravíes el sendero.

Si te llegase a suceder
no invoques, ni maldigas,
sólo busca la luz oculta,
la que siempre está encendida
en el nido de tu corazón.

Ella siempre espera
con los brazos abiertos
para dar dicha y devolver

la paz y fe perdida.



El poema La luz oculta forma parte del poemario ACORDES DE VIDA.

sábado, 3 de mayo de 2014

EMBRIAGARME DE TI

La amante del gobernador
Pintor: Diego Fortunato
Técnica: Acrílico sobre tela
Tamaño: 130 x 90 cm.-
Año: 1987 
Colección Privada 



EMBRIAGARME DE TI

Dame el sabor de un beso,
busca la colina escondida
para exprimir tu cerezo
y embriagarme los sentidos.

Corre ave bendita
a los brazos bandidos,
a la palma ardiente
que se esconde en la cascada
y embriágala de vida.

Hiedras trenzan
el corazón que no calla.
Una mirada tuya, mil pasos
en las venas dormidas,
cien caricias de fuego
en el pozo de miel viva
embriagan el alma mía.

Envidiosos los cuervos rondan
en las máscaras del río.
Danza primavera,
quema voraz el loco juicio.
Aplaca el cuerpo mío…

¡Ven, embriágame el destino!


El escritor, poeta y pintor Diego Fortunato en pos de la cima del Roraima, cuyas paredes laterales se ven al fondo, durante la Expedición Gondwana de enero de 2014. Iba en busca de nuevos elementos para incluirlos en su novela La ventana de agua, tercer libro de la Trilogía El Papiro, cuyos tres últimos capítulos se desarrollan en la cima del tepuy, llamado por los indígenas pemones La morada de Dios. La novela ya está a la venta a través de



domingo, 30 de marzo de 2014

VER EL MUNDO CON TUS OJOS



Las hermanas 
Pintor: Diego Fortunato
Técnica: Acrílico sobre tela (puntillismo).
Medidas: 90 x 60 cm.
Año. 1982
Colección privada del pintor.


VER EL MUNDO CON TUS OJOS

Quisiera ser como eres tú Legolas mio,
que amas sin límites ni confines,
que desconoces las diferencias que nosotros,
los humanos, nos empecinamos en remarcar.
Para ti no existen blancos ni negros,
no sabes que significa ser
"extracomunitario" o meridional,
válido o inválido, rico o pobre,
limpio o sucio...
Tu sólo miras nuestros corazones
y nos das a cambio amor gratuito.
Para ti es suficiente una caricia,
un poco de atención
o un paseo para ser feliz.
Quisiera ver el mundo con tus ojos,
los cuales a pesar de ver en blanco y negro,
son capaces de descubrir en el amor
los colores de la vida.


Poema escrito por mi hija Daniela Andreína Fortunato Vásquez a su querido perro Legolas, un golden retriever de sólo dos años. Daniela, al igual que su esposo Rino Piccione, es médico de profesión y actualmente trabaja en el pueblo Madonna Di Campiglio, al noreste de Italia, donde hay una estación de esquí con 57 remontes y 150 kilómetros de pista. La localidad alberga con regularidad competencias de la Copa del Mundo de Esquí Alpino. Su residencia la tienen en Trentino Alto Adige, el Tirol italiano, que limita con Austria y Suiza. (En la pintura Daniela (a la derecha) con su hermana Deborah. Tenían seis y ocho años, respectivamente).

Daniela recibió con una sonrisa el mágico y encantador
invierno y con la misma espera la llegada de la primavera,
que ya está tocando la puerta. 

 Este es el fiel y querido Legolas. Se divirtió
 una enormidad entre las blanca y suave nieve. 



VERSIÓN ORIGINAL EN ITALIANO



GUARDARE IL MONDO CON I TUOI OCCHI

Vorrei essere come te caro Legolas,
che ami senza limiti ne confini
e non conosci le differenze che noi umani
ci impegniamo a rimarcare.
Per te non esistono bianchi ne neri,
non sai cosa significa
"extracomunitario" o meridionale,
abile o disabile,
ricco o povero, pulito o sudicio.
Tu guardi solo i nostri cuori
e ricambi sempre con gratuito amore.
Ti basta una coccola,
un po' di attenzione o una passeggiata
per essere felice.
Vorrei guardare il mondo con i tuoi occhi,
che anche se guardano in bianco e nero,
sanno meglio di noi uomini
scoprire nell'amore 
i colori della vita.


sábado, 1 de marzo de 2014

LA SOCIEDAD DE LOS POETAS LIBRES


El fabricante de sueños
Pintor: Diego Fortunato
Técnica: Acrílico sobre cartón.
Medidas: 66x48 cm.
Año: 1987
Colección Privada familia De Falco


LA SOCIEDAD DE LOS POETAS LIBRES
                                          A todos los soñadores que pincelan palabras.


En un mundo ignoto
de pensamientos vivía
una sociedad secreta tan hermética
que los fantasmas de las ideas
decidieron investigar su paradero.
Surcaron montañas de letras,
consonantes, pronombres y verbos.
Pasaron ríos plagados
de preposiciones, artículos y acentos.
Una avalancha de adjetivos
casi los tapia entre lanzas de diptongos
y las letales rimas mientras pasaban
un destartalado puente colgante
hecho de fibras de sujetos
y pretéritos imperfectos.
Sin aliento, llegaron a la cima.
Adheridos a una lustrosa pared de comas
pasaron sobre los resbaladizos
puntos suspensivos
y de pronto, ahí estaban,
frente al majestuoso
y señorial punto final
que estaba flanqueado
por dos rudos puntos y coma
que sostenían afiladas exclamaciones
y cuatro fuertes e insensibles dos puntos
que en su pecho terciaban
un enjambre de cartuchos de interrogantes.
Recobradas las fuerzas,
los fantasmas de las ideas,
tambaleantes, le preguntaron:
¿Qué tenemos que hacer
para tener el honor de ser miembros
de vuestra distinguida sociedad?...
¿Qué méritos alcanzar
y cuál la cuota que debemos pagar?
El privilegio es simple,
contestó el Rey de los puntos,
tanto que no se necesita mucho:
Es tomar amor, sueños y fantasía
y juntas lanzarlas en un bosque
repleto de pasión, ilusión y sentimientos.
Cuando comienza a oler a esperanza
se adereza con un poquito de dolor,
se le echa dos gramos de realidad
y cuatro cucharadas de imágenes surtidas
y dos hojas de llanto picante
cultivadas en el corazón.
Cuando la cocción
pasa de las horas del pensamiento
ha llegado el momento ideal
de ponerlo a enfriar
no sin antes darle otro toque de amor.

Después, sólo una palabra…
y detrás de ella otra cabalgando
sobre una más lejana y ésta corriendo
con alegría tras otra que busca la libertad.


Diego Fortunato en la Gran Sabana durante la Expedición Gondwana al Roraima (enero 2014). Al fondo, entre nubes y un tenue arco iris, se yergue majestuoso el tepuy, llamado por los pemones La morada de Dios, a cuya cima llegaría la expedición para estudiar la fauna y la flora que data del Precámbrico, hace 3.600 millones de años atrás.

jueves, 30 de enero de 2014

VOY

La siesta
Pintor: Diego Fortunato
Técnica: Acrílico sobre tela.
Tamaño: 12 x 76.5 cm.
Año: 1989
Serie: Mujeres de piel de sombra
Colección privada familia Pérez Olguín


VOY


Voy a sembrar
un huerto lleno de estrellas
donde nazca la alegría.

Voy a rescatar
el amor sufrido
en el tiempo del olvido.

Voy a iluminar
el sol con flores de día
para borrar la noche fría.

Voy a buscar
los duendes de la vida
en las horas dormidas.

Voy a pintar
con mis ojos la paz
sepultada en el ocaso sombrío.

Voy a reír
entre las piedras y el madero
porque encontré al olivo perdido.

Voy a encender
mi alma herida. Ya no soy
el vagabundo de los tiempos idos.

Voy a besar
a los santos míos, a los cristales
caídos en la tierra calcinada.

Voy a cortejar
al milagro que me devolvió
de la nada. A la fe que me rescató
del naufragio. A la luz y al calor.
A la voz interior que escribió

una carta de amor en mi corazón.

Diego Fortunato en el Carro Maverick, la parte más alta del tepuy Roraima, montaña llamada por los indígenas pemones La morada de Dios. El tepuy queda en la Gran Sabana, en el estado Bolívar, al sur de Venezuela. La foto corresponde a la EXPEDICIÓN GONDWANA AL RORAIMA  de enero del 2014. Es la montana mágica que inspiró a Sir Arthur Conan Doyle a escribir El mundo perdido. También sirvió de marco a Fortunato para su trilogía El papiro. La estrella perdida, segunda novela de la trilogía, comienza en el Kukenán, montaña que se ve a la espalda de Fortunato en la foto de abajo. La meseta es llamada por los pemones Matawi tepuy, o tepuy de los muertos. La ventana de agua, tercera novela de la trilogía, finaliza en el Roraima y, la primera, titulada El papiro en Kumarakapay, en el corazón de la Gran Sabana.

¡ESPECTACULAR!... ¡FOTOS 

INCREÍBLES!
Entérese de todos los detalles de la EXPEDICIÓN GONDWANA AL RORAIMA  (Enero 2014)
¡Entra!... Dale un clic al enlace de abajo
El argumento de las novelas de la Trilogía EL PAPIRO (El papiro, La estrella perdida y La ventana de agua) de Diego Fortunato abarcan ese mundo perdido en muchos de sus capítulos.

jueves, 28 de noviembre de 2013

PRISIONERO DEL TIEMPO


El columpio
Pintor: Diego Fortunato
Técnica: Acrílico sobre cartón
Tamaño: 66 x 48 cm.-
Año: 1987
Colección privada del autor


PRISIONERO DEL TIEMPO


Huyo,
pero el fantasma
del tiempo me persigue.

Inclino la cabeza en la nada
y dejo digerir los pensamientos
sobre las escarchas de las horas.

Persigo el vaivén del aliento
hacia las puertas del tiempo
y en la morbosidad de los suspiros
encuentro la agresividad del tiempo.

Cierro los ojos
sobre faldas de carne
y allí está el tiempo.

Busco en los retoños del ruido
la mano amiga que me libere
de los tentáculos del tiempo.
Extiendo los brazos
hacia el sudor de la angustia.
Ruego a los vientos,
sollozo a los cimientos

pero siempre soy prisionero del tiempo.

El escritor, pintor y poeta Diego Fortunato con su hija
 Daniela Andreína Fortunato en Milán, Italia.

viernes, 15 de noviembre de 2013

LADRÓN DE RECUERDOS

El baúl
Autor: Diego Fortunato
Técnica: Acrílico sobre cartón.
Medidas: 66 x 46 cm.-
Año: 1987
Colección Privada Familia Capriles Ayala



LADRÓN DE RECUERDOS

Busco sobre
las estepas del gris,
en las redondeces
de la memoria,
sobre las sombras
de las horas idas
y encuentro
el vacío de la nada
que me sonríe
como niña sorprendida.

Giro los ojos del pasado
hacia las profundidades
y un oscuro camino
que por instantes se ilumina,
indica el paso,
corto y escarpado,
hacia el ayer.

No hay rosas ni violetas
menos cosas benditas.
Ramas de terciopelo
o faroles de agua dulce.
Tampoco polvo,
lluvia o tormentas…
Pero es la vía.

Llego al final del sendero
agotado, pero sereno.
En el rincón más oscuro
encuentro un cofre,
que en una época fue reluciente,
con su boca abierta,
como pidiendo clemencia.
A pasos lentos me acerco.
No hizo falta más,
 sólo dos pisadas.
Todo olía a estiércol.
Un caballero andante,
quizás un gitano,
un pirata o un fantasma
montado en un corcel
vestido de rabia
se había robado mis recuerdos,
mi historia,
la que creía no valía nada.
Ahora sólo soy el presente.
No hay pasado,
sólo un futuro incierto
que algún día
pertenecerá a los recuerdos.



El escritor, poeta y pintor Diego Fortunato en Ponte Di Mezzo (Pisa, Italia), donde pasó largos nueve meses entre libros y pinceles.



Libros de Diego Fortunato en papel (físico) y en formato
digital -ePub y PDF- (Novelas
poemarios, ensayos y teatro) los puedes conseguir en

Novelas
El Papiro
Primera novela de la trilogía El Papiro

La estrella perdida
Segunda novela de la trilogía El Papiro

La ventana de agua
Tercera novela de la trilogía El Papiro

La Conexión

Url, el señor de las montañas

Diario íntimo de un desesperado

Atrapen al sueño

La espina del camaleón
(En redacción).

Poemarios
Palabras al viento

Acordes de vida

Caricias al tiempo

Homenaje al infinito

Hojas de abril

Sueños de silencio

La nueva poesía erótica y otros placeres

Ensayos
Evangelios Sotroc

Pensamientos y Sentimientos

Dramaturgia
Franco Superstar

Si quieres saber más del autor busca en


Contacto© Diego Fortunato